lunes, 23 de noviembre de 2015

"LA LEYENDA DE LA ISLA SIN VOZ" de VANESSA MONTFORT

Hay veces, muchas, en las que una portada llama tanto tu atención que necesitas comprar el libro, da igual si el tema va con lo que sueles leer o no, hay una indescriptible sensación de pagarlo y llevártelo. Pues con “La leyenda de la isla sin voz” me pasó que, tras leer la sinopsis, necesitaba sumergirme en sus letras. Y es que, aunque no soy de leer este tipo de novelas, su historia es, cuanto menos, misteriosa y emotiva.

Sinopsis:
“Nueva York, enero de 1842: la tenebrosa isla de Blackwell es uno de sus secretos mejor guardados. Ubicada en el East River frente a Manhattan, es conocida por albergar un temido manicomio, un penal, un asilo y un orfanato, el "basurero humano" de la ciudad más poblada del mundo que en ese momento aún sueña con su estatua y sus rascacielos.Un joven escritor inglés llega a Nueva York: Charles Dickens tiene sólo treinta años pero ya se ha convertido en el novelista más célebre de su tiempo. Viaja para encontrarse con sus contemporáneos Washington Irving y Edgar Allan Poe, sin embargo al llegar a su hotel recibe un misterioso anónimo que le invita a visitar la isla de Blackwell. Allí será recibido por las oscuras autoridades de La Isla y por la enfermera Radcliffe, una joven comprometida y soñadora, que será su compañera en esta aventura. Poco a poco se irán desvelando las peligrosas tramas de corrupción y crueldad de Blackwell y por qué, en una de las primeras fotografías de la época, el escritor aparece rodeado de un variopinto grupo de reclusos, huérfanos y locos que se atrevieron a soñar con la libertad, a pesar de estar confinados frente a la ciudad que se convertiría en su símbolo. Los protagonistas de una era que finaliza en nuestro siglo y que hoy cobra más actualidad que nunca. Una apasionante historia de amor y amistad sobre cómo la imaginación y el poder de las historias pueden salvarnos en un mundo que amenaza con romperse.”

“La leyenda de la isla sin voz” hace que viajemos por dos épocas diferentes hasta la isla de Blackwell situada en el East River, Nueva York. Una la que sitúa a un joven Charles Dickens a sus treinta años en 1842 y otra en 1862.

En 1842 Dickens viaja hasta Nueva York, por esa época ya es un prestigioso y conocido escritor que, además, realiza actos filantrópicos en los lugares que visita. Todo cambia cuando recibe una carta invitándole a visitar la isla de Blackwell con el aliciente de que “guarda un secreto”, donde se encuentra un penal, un reformatorio, un manicomio y un orfanato. Sin pensárselo mucho, viaja allí con ganas pero enseguida encontrará una injusticia social y actos deplorables hacia todos sus habitantes por parte de los dirigentes de la isla. Pero, aunque parece imposible que nada se pueda hacer ante todo eso, logrará bajo la ayuda de la enfermera Anne Radclife, darle los mejores días al pequeño grupo que ambos reúnen y que, de forma inesperada contribuyen a que Dickens elabore una de sus  más famosas obras: “Cuento de Navidad”.
Pronto creará un vínculo casi inseparable y emotivo alrededor de los niños Tim y Ratón, y adultos Florita (chamana), el gigante Tom o Lili…todos ellos imprescindibles para que Dickens entienda la labor que debe desempeñar mucho más allá de ver, vivir y comprender la historia encerrada en Blackwell. Todos los personajes están tratados con respeto y con una gran y estremecedora historia por detrás que nos hará emocionarnos a cada página que vayamos pasando.
Conoceremos a un Dickens muy diferente del que muchos de nosotros tengamos en mente. Honesto, valiente y sobre todo recto y luchador por la sociedad desahuciada en la isla, comprometido con sus ideales, con el amor y la amistad.
La forma de narrar de Vanessa es soberbia, llevando un hilo conductor muy bien elaborado, plasmando en cada descripción y escena la atmósfera perfecta para las dos épocas en las que nos hace viajar.

Una novela emotiva, que te provoca el llanto por momentos y alegría e impotencia a la vez, que te sumerge en la miseria pero te enseña todo lo bueno que ven las personas sumidas en ello y que no son ni somos capaces de ver los que más tenemos o tenían en aquella época.

Para terminar puedo decir que algunos dirán que parece una novela del propio Dickens pero no, porque su autora ha conseguido hacerla propia al plasmar una época victoriana con todos los contrapuntos fuertes y necesarios consiguiendo así una obra soberbia destacando en pleno siglo XXI.

Sin duda una lectura que no debe faltar en vuestra biblioteca.



LA AUTORA:

Vanessa Montfort (Barcelona, 1975). Novelista y dramaturga, es licenciada en Ciencias de la Información y reside en Madrid desde la infancia. Comenzó su carrera literaria durante los años universitarios estrenando Quijote Show (1999), Paisaje transportado (2003) y Estábamos destinadas a ser ángeles (2006), año en que se alzó con el XI Premio Ateneo Joven de Sevilla con su primera novela: El ingrediente secreto (Algaida, 2006). Unos meses después, recibió la invitación del Royal Court Theatre (Internacional Residency for Emerging Playwrights, 2007) y repitió en 2008 (Spanish Voices). Su paso por el Royal Court le permitió trabajar con directores británicos como Lindsey Turner y Fiona Laird, realizar talleres con Harold Pinter, Tom Stoppard, Martin Crimp y David Hare, dejando traducidos al inglés Flashback (Royal Court Theatre, 2007), La mejor posibilidad de ser Alex Quantz (Southwark Playhouse Londres, 2008/Fringe Madrid 2012) y La cortesía de los ciegos, cuya versión radiofónica reestrenó RNE en 2012 con apoyo de la SGAE y el INAEM. En el proyecto, a cargo de Nicolas Jackson, participó junto con los dramaturgos Alfredo Sanzol, José Sanchis Sinisterra y Juan Mayorga. Su confirmación como novelista le llega al ganar con su segunda novela Mitología de Nueva York el premio Ateneo de Sevilla 2010, galardón que han recibido escritores de la talla de Juan Marsé, Carmen Conde o Fernando Marías. En 2012, continúa su carrera como dramaturga realizando junto con Marina Bollaín, la primera versión teatral de La Regenta (basada en la novela homónima de Leopoldo Alas Clarín), una producción de Los Teatros del Canal de Madrid. A finales de ese año, dirigió Tres desechos en forma de ópera, del compositor Jorge Fernández Guerra, en el Teatro Guindalera de Madrid. En 2013, ha escrito y dirigido el monólogo musical Sirena negra y ha recibido dos encargos internacionales: Chalk Land (Tierra de tiza, para el Royal Court Theatre de Londres) y Balboa (Teatro Nacional de Panamá) para conmemorar el V Centenario del Descubrimiento del Mar del Sur. Su obra El galgo fue publicada por Fundación SGAE. "Su obra -teatral y narrativa- ha sido recogida en numerosas antologías y estudios críticos tanto en Europa como en América. Otros reconocimientos a su trabajo son: el Premio Nacional Cultura Viva 2009 al autor revelación del año y la Orden de los Descubridores (Universidad St. John's de Nueva York). La Ciudad Ficción, como la autora denomina Nueva York en su obra, es ya parte de su universo literario. Su última novela es La leyenda de la isla sin voz (Plaza y Janés, 2014). (Biografía extraída de la página web oficial de la autora: http://vanessamontfort.com).

Título: La leyenda de la isla sin voz
Autor: Vanessa Montfort
ISBN: 978-84-01-34205-9
Editorial: Plaza & Janés
Género: Narrativa
Páginas: 425
Precio: 18,90 €


Reseña: Lorena Raven


2 comentarios:

  1. Me ha gustado tanto la sinopsis, como la cubierta del libro y tu reseña. Creo que voy a comprarlo. Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo vas a disfrutar mucho.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar